19 may. 2017

Un Mundo Cruel.


Ingenuidad.

¿Sabías que Google tuvo que admitir que sus autos “Street view”, robaban información de ordenadores, celulares y todo tipo de dispositivos?

Ya sabes: contraseñas, datos de acceso, nombres de usuario, etc.

Esto ocurría con todos los dispositivos a los que se aproximaba a lo largo de sus viajes y mientras fotografiaba las calles.

Fue un caso de ilegalidad absoluta, perpetrada por una empresa casi omnipresente en tu vida. Un robo completo que hubiera metido a la cárcel a cualquiera de nosotros.

Y si consideras que este proceso lo siguieron a lo largo de varios países…

No es como si pudiésemos hacer gran cosa por nosotros.

¿Y si de repente leyéramos que una crisis económica ha hecho caer a los bancos en banca rota. Y los ahorros y pensiones para la vejes de toda la vida, están perdidos?

La fragilidad de la realidad del ciudadano medio es inquietante. Todas esas creencias, sueños y esperanzas, reposan en sistemas tan vulnerables. Sistemas que normalmente el ciudadano desconoce completamente.

Gran parte de nuestra vida cotidiana, se ejerce sobre una compleja estructura tecnológica y social. De la que las personas, en su pasmosa mayoría, están completamente ignorantes. Como lo es un oso de la existencia del átomo.

Y es que vivimos en enjambres de tecnologías avanzadas vulnerables, y tecnologías viejas vulnerables.

Y todo esto en medio de un mundo a tope de peleas de todo tipo y de individuos indefensos por su ignorancia arrogante.

Recién en 2014 un estudio identificó que el 70% de las empresas dedicadas a las infraestructuras de Estados unidos, habían sufrido brechas de seguridad en su sistema.

SI algo asi ocurre en una nación desarrollada, otros países como España o México, que afrontan recortes en educación o infraestructura, se revelan mas que vulnerables ante ataques devastadores.
¿Cómo te digo que Orwell, en su libro, “1984” tenía razón al imaginar un mundo vigilado por completo?

Entre más se entrelaza la red tecnológica con la red social, más se sabe de nosotros.
Google, Facebook, Twitter, los sistemas telefónicos, los sistemas GPS, la vigilancia policiaca, la vigilancia estadística y hasta el seguimiento de compras que hacen ya todas las empresas, generan tanta información de ti, que existen patentes sobre cosas como “publicidad predictiva”.

Así es. Se tiene tanta información de las personas, que algunas veces se puede predecir que comprarás en los próximos meses.

Pero… ¿Que puedo decir?

Ya hemos sido bien educados para dar Likes compulsivamente, para mostrar nuestros gustos y estados de ánimo por todo tipo de cosas.

Como ya lo dijo Tim Cook, CIO de Apple: “la persona no es el cliente, es el producto” porque, aunque no lo creas, todos tus datos generan dinero. Y se venden al mejor postor.

Y no, tampoco es como si estuviesen seguros en el lugar donde se almacenan. En la última década, varias empresas y personas han sufrido: “Robos y secuestros masivos de información detallada”; no tenemos idea en qué tipo de manos a caído tal tipo de información.

Y no es que tengas algo que ocultar, es que tus datos no están seguros. Primeramente, porque todos almacenan todo lo que pueden de ti. Incluso las páginas web que ofrecen significados de diccionario.
No por nada, el banco mundial se refería a los datos, como “el nuevo petróleo”.

Quiero que conoscas algo muy importante sobre el mundo donde vives, y puedas defender mejor tu anonimato y privacidad.

Pero para esto necesitas, conocer lo siguiente...

Continuará…

No hay comentarios: