10 jun. 2017

Un Mundo cruel. III




Repercusiones y acciones desesperadas.

Es de ingenuos y necios, creer que todos tenemos las mismas condiciones de vida, pues está más que comprobado que no es así. Y a medida que el mundo se entrelaza, empezamos a compartir más amenazas y debilidades. Nunca en la historia había avanzado tanto el desarrollo material para la humanidad. Y por lo mismo, nunca habíamos estado tan rebasados en comprensión del mismo.

¿y saben? 

¡Vienen más tecnologías!   

Y no se pueden detener. 

Bien pueden obrar prodigios, pero también todo tipo de increíbles horrores.
Como ejemplo, la increíble herramienta que es el teléfono celular. Que ha hecho realidad el sueño de la comunicación interpersonal portátil y al instante. Pero es más usado para delitos, espionaje y hasta terrorismo. 

De la misma manera es un crédito bancario, suena genial para “fomentar” la economía, pero en la realidad, desde hace tiempo se ha usado para robar millones… ¡A millones!
Estas guerras invisibles se luchan todo el tiempo y se potencian con el imparable crecimiento tecnológico. 

La sociedad humana es cruel. pues su aparente avance, perfección y promesa de felicidad, solo es la perspectiva de una visión egoísta hacia ella misma,  y que no tomar en cuenta la opinión del individuo que la compone. 

Está más que claro, que esta sociedad, este “mundo humano”, no armoniza en ningún orden natural, y tampoco ha demostrado ser sustentable y perdurable a largo plazo. Sencillamente porque cada vez hay más mecanismos que nos llevan a la competencia hostil y corrupta. Al conflicto. A la muerte y devastación. De manera que uno solo nace en medio de una pelea de poder. En donde solo queda seguir las reglas del mundo a donde llega. La elección es simple: Entrar en el conflicto, o morir.
Y aquí entramos nosotros, las personas comunes: Estamos casi completamente indefensas ante toda suerte de amenazas. Incluso la amenaza que suponemos nosotros mismo cuando nos guía la ignorancia. El mundo humano es realmente cruel. Y es doblemente cruel con aquellos que no están conscientes y preparados de lo que realmente está sucediendo. 

En este punto es ridículo decir que con las acciones personales podemos cambiar algo.
Es simplemente algo absurdo creer que, si nosotros cambiamos nuestros hábitos en internet, o nuestros hábitos en la vida cotidiana, se solucionara algo. 

Creer que una sola persona, con actos netamente individuales, puede generar cambios masivos, es un sueño de opio.  Por ejemplo:

Para poder tener un poco de privacidad, hay que evitar crear una cuenta en Facebook, pero también hay que evitar que alguien suba una foto donde aparezcas. También debemos prescindir de celulares con Android o IO´s, Incluso evitar buscar en google y hasta tener correo electrónico. En sí, para tener run poco de privacidad, prácticamente no hay que tener acceso a tecnología social. Y esto solo para librarnos de la vulnerabilidad a la que nos exponemos en internet. Ya que todas las otras vulnerabilidades sociales, seguirían ahí. 

Y no me mal interpreten, no esto diciendo que los actos individúale no valgan.  Estoy diciendo que a no ser que sea un genio, o seas inmensamente rico, apenas y podrás hacer algo en el entorno mundial.
Lo lógico entonces, seria apelar a las personas en grandes cantidades: demandas colectivas, activismo y esas cosas. Para regular a las empresas que lucran con nuestros datos. Con esto solo para empezar. Puesto que como ya lo hemos visto, hay una increíble cantidad de problemas en ascenso. Cuyas consecuencias nos afectan a todos, sin importar dónde o que tan lejos creas que te encuentras.  Esto funciona. Y podemos seguir luchando por cualquier causa, incluso mientras creamos que lo hacemos por nuestra libertad.

¿COMO COOPERAR?

Nadie, ningún político, empresa o poder te escuchará, a menos que a quien comuniques no sean informados de forma clara sobre su situación. Y luego se les muestre que una gran cantidad de personas exponen una misma petición, esta genera una tremenda presión política que logra cambiar las cosas, poco a poco. 

Simples actos masivos, como no ir a votar en elecciones, generan un nerviosismo a los líderes y poderosos. Pues con las abstinencias, no pueden hacer algún tipo de trampa, no pueden medirte y no pueden saber qué piensas. Esto se vio en la década del 2000 al 2010, en donde todos los partidos políticos de México, junto con el gobierno federal, invirtieron miles de millones de pesos y recursos. en un proyecto para “concientizar” a la población de ir a votar. Contrataron a expertos y renombrados científicos, sociólogos y líderes de la información, para hacer que la gente fuera a las urnas, pues la inasistencia era casi de un 80%. Temiendo de una insurrección social que afectaría gravemente a empresas y poderes políticos. Pero que dejarían un país con ciudadanos libres.  No ir a votar, es más peligroso para esos poderes y gobiernos, que incluso votar nulo, por eso se encargaron de trasformar esa realidad a base de engaños y campañas masivas en los medios, con artistas famosos, para su beneficio. 

Acciones así logran cambios.

Otro ejemplo es formando sociedades pequeñas pero fuertes y bien informadas, que presionen a las organizaciones, corporaciones o poderes políticos a cumplir sus labores o promesas. Teniendo fundamentos sociales, técnicos y científicos para enfrentar la terrible barrera burocrática. Varios ejemplos asi son las organizaciones de padres de familia que han logrado muchos beneficios. Desde pequeñas leyes para proteger a especies de animales, hasta grandes logros como descubrir y retirar productos cancerígenos   de empresas como Kellogg, haciéndoles pagar multas por su negligencia.  

Entonces… solo nos queda cooperar, o vivir cínicamente creyendo que todo lo que hacemos no nos pasará factura. Tenido la filosofía infantil del: “porque vivimos en un mundo moderno, y todos quieren fundirse en un abrazo fraterno”

O…  podemos confiar que, de alguna manera espontánea, quienes obtienen enormes beneficios a nuestras expensas, dejaran de hacerlo por respeto a nuestra privacidad e integridad... 

No hay comentarios: